¿Cómo se hacen las esencias para perfumes?

enero 14, 2015
5/5 (1)

Cuando se abre una botella con fragancia a rosas o lavanda por ejemplo, es posible que se pregunten como ha llegado ese olor allí. Para salir de dudas, en esta entrada vamos a echar un vistazo a cómo la fragancia de una rosa, u otras esencias para perfumes, son atrapadas y embotelladas en un perfume.

Los aceites esenciales

Es posible que ya hayan leído algún artículo acerca de las sustancias  que hacen que losdestilación de esencias para perfumes perfumes huelan bien. En este artículo vamos a echar un vistazo a los muchos pasos químicos necesarios para extraer las esencias para perfumes de las flores originales. Cada flor u hoja tiene unos pocos productos químicos únicos presentes en ella. Por ejemplo, las hojas de limón contienen un químico llamado limoneno. Esta sustancia es la que le da el olor único a limón. La razón por la que percibimos el olor se debe a que este químico se evaporan fácilmente, y cuando entra en nuestra nariz, los nervios pueden detectarlo. Estos productos químicos se llaman “aceites esenciales”y son aceites porque en su estado liquido no se mezclan con agua. La palabra esencial se refiere al hecho de que representan la “esencia” de la planta. El limón no parecería limón sin el limoneno.

¿Cómo es posible separar las esencias para perfumes de las plantas?

Durante cientos de años, los químicos han encontrado formas y medios para separar estos aceites esenciales de sus plantas. Científicos como Al-Kindi e Ibn Hayyan fueron de los primeros en describir métodos para llevar a cabo esta tarea.

Un método común es la destilación al vapor. Pueden probarlo con la ayuda de su profesor de química. Para ello deben conseguir hacerse con un aparato de destilación, obtener algunas flores y aplastarlas (necesitarán muchas). Pónganlas en una red de acero y dicha red en la parte en que hierve el agua (pero sin que el agua llegue a tocar las flores). Ahora están listos para empezar. Cuando el agua hierve, el vapor pasa a través de las flores aplastadas y el calor hace que los aceites esenciales presentes en ellas se evaporen. A medida que el vapor vaya pasando a la cámara de condensación, este se volverá a enfriar de nuevo convirtiéndose en agua y aceite. Mantengan este proceso durante toda la noche. En la mañana el agua y el aceite estarán separados y podrán ver una capa de aceite en la parte superior del recipiente. Recójanlo cuidadosamente y pónganlo en una botella fresca y limpia. También pueden agregar un poco de alcohol para aumentar el volumen. Con esto ya tienen su propio aroma listo para usarlo en la creación de un perfume.

Necesitaran varios kilogramos de flores para hacer sólo una pequeña cantidad de aceite esencial. Es por eso que las esencias para perfumes tienden a ser muy caras.

Otros métodos

Otra forma común es moler las flores o las hojas en alcohol (u otro disolvente orgánico). De esta manera se obtiene una mezcla de aceites esenciales conocida como tintura. En algunas fábricas de aromas, se utiliza dióxido de carbono supercrítico para extraer el aceite esencial, siendo esta una manera ambientalmente más segura, ya que no tiene que utilizar disolventes orgánicos nocivos.

 

 

¿Te ha gustado esta entrada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *